TRANSPARENCIA
<< Volver
Antecedentes IPFY

 


El 8 de Noviembre de 1974 fue inaugurada la primera Feria Nacional de Yucatán, ocupándose para ello 10 de las 20 hectáreas destinadas de la Ex Hacienda de X’matkuil. Recibiendo el nombre de “Primera Feria Nacional Agrícola, Ganadera, Industrial y Artesanal del Estado de Yucatán”.

  Desde entonces, año con año se han venido realizando estas Ferias, algunas logrando significativos éxitos en cuanto al incremento en la afluencia de visitantes; participación de expositores, agrícolas, ganaderos, industriales y artesanales, con la participación de diversas Cámaras como la de Comercio, Transformación, del Vestido y del Centro Patronal; espectáculos artísticos; exposiciones equinas y ganaderas, como la Feria del Caballo la cual incluyó competencia de jineteo de novillos, carreras parejeras, peleas de gallos y competencias de calidad entre caballos pura sangre y de carreras; sin faltar por supuesto el área de juegos mecánicos y los tradicionales juegos de feria.

  Son significativos los años de 1984, cuando se lleva a cabo su promoción nacional en medios de comunicación masivo, siendo el factor innovador el uso del medio televisivo. En 1985, donde el Instituto de Cultura de Yucatán participó con espectáculos y actividades, siendo esta una de las ferias más exitosas. Durante los siguientes dos años se incluyeron espectáculos musicales y exhibiciones, siendo una de las más llamativas el boxeo; Primera Exposición Canina y con las presentaciones en el Teatro del Pueblo, el Instituto de Cultura de Yucatán se consolida como una potencia cultural en el sureste.


  Con el paso de los años se realizan obras de remozamiento y ampliación de áreas de estacionamientos, restaurantes, stands ganaderos, palenque; La muestra en avances en servicios gubernamentales del Estado, presentó nuevos stands, incluyendo delegaciones federales, IMSS, ISSSTE y otras Secretarias. Algunos municipios como Ticul, Oxkutzcab, Progreso, Tizimín, Valladolid y Tixkokob, han hecho gala de su presencia productiva y cultural en alguna de las Ferias.

  Fue durante la Feria 1991 que el deporte en diferentes disciplinas hizo su aparición con exhibiciones de fisicoculturismo, halterofilia, gimnasia rítmica, whu shu, muestras de natación, béisbol infantil y softbol. En años posteriores y con la inclusión de la Muestra internacional del Cebú Mexicano, la Feria adquiere el estatus de Internacional. Al seguir de la historia se construye el arco doble de tipo Colonial, estructura emblemática de la Feria, se obtiene el registro de Ferias Mexicanas de Exportación, FEMEX que concede la Secretaria de Comercio y Fomento Exterior.

  En 1996 por primera vez la Feria Yucatán efectuó un desfile como parte de sus festejos de inauguración, al año siguiente se realizaron dos Ferias, durante los meses de Mayo y Noviembre; la Expo Primavera y la Feria Yucatán respectivamente.

  Aunado la celebración de su 25 aniversario en 1999, la comercialización internacional del ganado a varios países, la vuelve una de las Ferias más importantes del país. Actualmente se cuenta con un pequeño Parque Ecológico y un pequeño Zoológico, la instalación de un delfinario para presentar espectáculos con focas y delfines. Se han propiciado los módulos de la Organización de productores Agropecuarios de Yucatán, con venta de sus cosechas al público.
A partir de 2002 deja de ser la Feria X´matkuil para convertirse en la Feria Yucatán X´matkuil. Ya con este nombre se continuó su celebración anual a pesar de amenazas de huracanes u otros fenómenos naturales. Se han presentado tradicionalmente expositores comerciales y ganaderos, Congresos Internacionales de Ganado Brahman, en donde han desfilado animales provenientes de países como Canadá, Brasil, Estados Unidos, entre otros; espectáculos en el palenque, juegos, un encuentro regional de payasos.

  El 21 de Mayo de 2008 el Comité Organizador de Ferias se transforma a ser el Instituto Promotor de Ferias Yucatán, conservando algunas de sus atribuciones. Sin embargo, con este cambio se da mayor impulso a la promoción y difusión del trabajo y la creatividad de los productores del Estado, a través de un organismo público descentralizado, con personalidad jurídica, patrimonios propios, sin fines lucrativos y con autonomía de gestión para el cumplimiento de sus objetivos y metas. El cual cuenta con personal altamente capacitado y gran experiencia, plantilla de personal suficiente para atender a las necesidades de los sectores productivos de la población, así como a la ciudadanía brindándoles un lugar de sano esparcimiento familiar.